Para el cumple de Sara que cumplía 4 añitos el encargo era muy claro: quería una tarta de su color favorito, el azul, en la que estuvieran Nemo, la tortuga y un dinosaurio. Al final la convencimos para dejar el dinosaurio para otra ocasión y el resultado le encantó. Por dentro era un bizcocho de chocolate (¡como no!) y el relleno era un buttercream muy suave que gustó mucho.